Mónica López

OCG

Mónica López

Percibió los primeros sonidos orquestales desde el vientre de su madre, solista de Arpa de la Orquesta Filarmónica de Santiago de Chile.

Su atracción por el ronronear de la viola surgiría seguramente por igual vía al escuchar a su padre, solista y profesor de ese instrumento.

Ambos, Enrique y Virginia habían emigrado a Chile desde Buenos Aires, así como los abuelos, argentinos, italianos, franceses, españoles, artistas casi todos.
En el seno de esta familia se fue formando hasta que al acabar los estudios superiores en Santiago, decidió partir a escuchar cómo se hacía música en Europa. Así gracias a una beca llegaba a Alemania en 1989. Durante ocho años en este país fue aprendiendo y cosechando mucho más de lo que había ido a buscar y donde sin embargo echaba de menos el sol y la cultura latina. El día que vio el anuncio en la revista “Das Orchester” que la OCG buscaba violas, no dudó en presentarse. El resto, la pareja músico también, los hijos, nuevos colegas, amigos y proyectos, serían solo cuestión de tiempo y de la tierra.

 

Fotos de Yéssica García, Oroitz Garate y Ernesto Fernández (Escuela Arte Granada)

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para poder informarle sobre nuestros servicios, mejorar la navegación y conocer sus hábitos de navegación. Si acepta este aviso, continúa navegando o permanece en la web, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies